Parece que ya soy ciudadana… (Parte 2)

Publicado: 28 marzo 2017 en Letras
Etiquetas:, ,

*La aplicación a la ciudadanía canadiense es bastante sencilla; es cuestión de ser muy cuidadosos y no hacer errores estúpidos como yo. Aquí les paso unos tips para que no la caguen.

 

Laura Duperret

El pasaporte con el que viajé a Canadá y me convertí en residente permanente el 23 de septiembre de 2011.

 

El tiempo pasa volando. Ya este año cumplo seis años de haber llegado a Canadá… eso es lo mismo que viví en Bogotá, eso es más de lo que duré en Barranquilla mientras estudiaba en la Norte.

(Aquí unas entradas cuando cumplía años de haber llegado a Canadá:
Día 1 en Montreal -Primera cosa que extraño
Entre más vivo aquí, más me quiero quedar
Esta inmigrante hoy cumple tres años de haber llegado a Montreal)

Yo nunca dejé de viajar pensando en que entre más tiempo estuviera aquí, más rápido tendría mi pasaporte azul. La verdad viajé bastante a Colombia porque mi mamá y a mis hermanas son lo más importante de mi vida. Además, pasé un par de veces por Estados Unidos.

Lo único sí tenía bien presente es que debía estar en Canadá 1.096 días durante los cinco años previos a mi aplicación, o sea, tres años… breve. Pero cuando cumplí con ese requisito estaba trabajando como loca en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 y fue en ese verano en que cambiaron el requisito a 1.460 días en seis años. Tocó esperar.

En verano de 2016 ya estaba listo el tiempo y empecé a echarle ojo al formulario y a pensar en los 630 dólares canadieses que me costaba la aplicación. Fue hasta la segunda semana de octubre que tuve todo listo y pude enviar la aplicación.

Enviando la aplicación a la ciudadanía canadiense

Aquí con mis colegas y mi jefe el día en que envié la aplicación por correo certificado; fueron como 40 dólares. Paguen. Es importante tener prueba de que se envió… y da tranquilidad.

 
Algunos tips:

  • Bajen el formulario de la página de inmigración. Los formularios son actualizados a menudo y si mandan un formulario antiguo, les van a devolver el paquete pidiéndoles que llenen el actual. Esto no fue lo que me pasó a mí exactamente, pero les aseguro que da mucha rabia que devuelvan ese paquete por la razón que sea, sobre todo si pagaron correo certificado. Eso significa que perdieron 40 dólares o más, o menos, dependiendo de qué tan lejos estén de Sydney, Nova Scotia (donde se evalúan estas aplicaciones).
  • Lean bien todo, con calma. No lo hagan de noche cuando estén cansados, no lo hagan cuando estén acelerados o de malgenio. Háganlo con tranquilidad y díganle a -al menos- dos personas que revisen. Esto en mi caso no funcionó y por eso fue que a mí me devolvieron el paquete: le dije a mis colegas que revisaran y dijeron que todo estaba bien. Pues no, se nos pasó a todos responder una pregunta. Sí, me dio mucha rabia los 40 dólares así que la segunda vez lo mandé por correo normal. Más sobre esto en la primera parte de estas entradas.
  • Guarden en algún lado todas sus direcciones y códigos postales desde que lleguen al país, toca poner las direcciones de los últimos seis años vividos en Canadá. ¡¡En mi caso eran siete direcciones!! Este tip también sirve para renovar la tarjeta de residente permanente.
  • Tengan record de todo lo que hacen desde que llegan en términos de estudios o trabajo; el formulario pide incluir periodos de trabajo y estudio en los últimos seis años.
  • Por favor, hagan sus impuestos. Jamás dejen de hacer sus impuestos.
  • Guarden todos sus pasaportes. Los pasaportes viejos son la manera más fácil de ver a dónde se ha viajado. Si viaja por tierra a Estados Unidos, apunte por algún lado las fechas (o monte fotos en FB para que pueda ver cuándo viajó).
  • No dejen vencer su tarjeta de residente permanente (PRC) pensando que les va a llegar la ciudadanía antes de que sea necesario usar su PRC. Trabajando donde trabajo me doy cuenta de la cantidad de gente que hace eso y luego cuando tienen viajar por urgencia se acuerdan de que no pueden porque no tienen la PRC. Viajar sin PRC es una mamera porque toca hacer un proceso muy complicado en la embajada/consulado de Canadá en el país al que se viaje.
  • Guarden su Confirmation of Permanent Residence. Un papel que les dan al entrar al país por primer vez. No solo se lo van a pedir para todo cuando están recién llegados y para la aplicación a la ciudadanía, sino que es una prueba reina para mostrar el estatus que se tiene en Canadá.
  • Lean bien la pregunta 8.K. Preguntan si en los último cuatro años han estado en otro país más de seis meses CUMULATIVOS. O sea, no seguidos sino acumulados. Yo la cagué ahí y por eso tuve problemas el día del examen, pero de eso hablaré en la próxima entrada. Mejor dicho, el tip es: No estén en un mismo país más de seis meses.
  • Y ante todo, no mientan. Canadá es The Big Brother.

 

**PS 1: La teta está bien.
***PS 2: Estoy feliz porque Colombia ganó las dos fechas de eliminarias rumbo a Rusia 2018.

20170315_114128 (1)

Dos mandarinas me acompañan

 

…Pero nada que tengo el pasaporte azul.

Ustedes no saben la paridera que es volverse ciudadano de este país.

Yo, que trabajo en una oficina federal  asistiendo residentes canadienses en temas como inmigración e impuestos, la cagué llenando los formularios -typical Laura.

Por ahí en octubre empecé a juntar todos los papeles necesarios para la aplicación, llené formularios que te piden, entre otras cosas, tu dirección en los últimos cinco años, pagué más de 600 dólares canadienses (me dolió porque eran parte de mis ahorritos para mi viaje a Europa este año)  y obvio, le pedí a mis dos colegas que revisaran todo y me dijeron TODO BIEN. Envié el paquete y a las tres semanas me lo devolvieron. Había olvidado completar una pregunta sencilla, sencillísima:

 

Picture3

¿Tiene usted residencia permanente en otro país?

 

Después de sentirme como una imbécil, vuelvo y mando el paquete y por ahí en enero me llega la invitación para el examen. La cita era el 6 de febrero de 2017.

No lo podía creer. Todo tan rápido. Ese día me di cuenta que esta vaina emociona. Tengo otros amigos que han recibido la ciudadanía y la gente los felicita y yo me preguntaba por qué los felicitaban… O sea, ¿qué culo hace uno aparte de quedarse acá cierto tiempo para recibir el pasaporte azul? -typical Laura.

Y cuando recibí la carta invitándome al examen entendí que sean cual sean las razones que te llevan a inmigrar, no es fácil.

No es fácil estar lejos de tu familia, de tus amigos, de tu comida.

No es fácil acostumbrarse a este clima, a hablar en otro idioma todo el tiempo, a integrarse a una sociedad y a un mercado laboral que no es que te quiera mucho que digamos.

No es fácil tener que ir a urgencias y esperar no sé cuántas horas para que te atiendan.

Tampoco es fácil llegar y que los otros colombianos te digan mil cosas distintas en cómo ser exitoso aquí y no saber si lo primero que debes hacer es estudiar o buscar trabajo para poder establecerte.

Mucho menos es fácil sufrir cuando se te baja la autoestima porque no consigues trabajo y porque a veces no te sabes comunicar bien en ningún idioma… O sea, hasta se me olvida hablar bien español …

Pero lo más grave: no es nada fácil querer ir a conciertos de Carlos Vives y  Fonseca cuando al estar en Colombia ni se me pasaba por la cabeza ir a esas vainas… Como diría Fernanda, “¿Dónde está mi hermana y qué han hecho con ella?

Ahora, no me malinterpreten. Yo AMO estar acá y hay muchas cosas buenas, pero ese no es tema de esta entrada, porque cuando te felicitan por recibir tu ciudadanía no es porque te has mamado cinco o seis años de cosas buenas. Es porque ha sido un proceso largo lleno de cosas que no son fáciles.

Quiero escribir más cosas sobre el proceso, sobre todo porque sé que tips sobre cómo llenar los formularios serían bien recibidos. Pero ahora debo irme, pues estoy trabajando.

***PS: Sí, pasé el examen… Tuve inconvenientes porque Inmigración Canadá quería que enviara un pasado judicial (porque estuve más de seis meses en Colombia desde que llegué aquí como residente permanente), pero no del Consulado de Colombia, sino de empresas privadas en Colombia que ellos recomiendan. Un peo grandísimo que luego explicaré. Long story short, mandé una carta pidiendo amablemente que me no me aplicaran esa regla pues no iba a poder enviar dicho pasado judicial. Eso fue hace como un mes y ayer mi colega hizo una llamada a Inmigración Canadá preguntando cómo iba mi proceso (también explicaré por qué mi colega puede llamar) y lo que me dijo fue: “Bueno, la carta la recibieron, pero eso no importa. Lo que importa es que en el sistema sale que la aplicación está aprobada. Hay una fecha para darle el último vistazo y pronto deberás recibir la carta invitándote a la ceremonia”.

Más por venir sobre:
Oficinas federales (Members of Parliament)
Tips para aplicar a la ciudadanía

20170315_114126

Estoy cachetona…