24 – Del hecho que hay homosexuales y que “hay que superarlo”(Celebrando el día del orgullo gay)

Publicado: 3 agosto 2011 en Letras
Etiquetas:, , , , , ,

Publicación: martes 30 de junio de 2009 a las 10:29 p.m.

Hay algo que no soporto: la intransigencia. Y eso es lo que vi en un cartel durante la decimotercera marcha que se celebró en Bogotá por el Orgullo Gay. Palabras más, palabras menos, la pancarta, ubicada al frente del Planetario y custodiada por antimotines, decía, “por nuestras familias, por nuestros hijos, no más tolerancia con lo antinatural”.

El concepto de antinatural me perturba. Pero no quiero entrar en discusiones sobre ese término, ni de lo que me produjo (indignación) cuando lo leí; quiero describir, contar, sentir, lo bueno de la marcha.

Fue pacífica, fue colorida, fue musical. De hecho, la banda sonora de esta entrada es música de Lady Ga Ga, Gloria Trevi, Britney Spears y Christina Aguilera. Y los colores son los del arco iris.

La gente iba bailando, hablando, riéndose, tomando (aunque los soldaditos bachilleres quitaban las botellas de aguardiente que ilegalmente vendían por ahí). Yo caminaba mientras me movía al ritmo de la música de la carroza de Theatron y observaba. Ay, porque ¡cómo me gusta la música electrónica!

Observé los disfraces, las plumas, los globos y sentí que era una celebración. Me di cuenta que la pancarta intransigente me demostraba que Bogotá le brinda un espacio a todos: en medio de la marcha por el Orgullo Gay estaban los antimotines cuidando a los 10 que no estaban de acuerdo con el asunto. Pero los antimotines no tuvieron que trabajar, pues los gays ni voltearon a mirar a los opositores y los que sí les pararon bolas, fue para tomarse una foto con el póster de fondo. Habrán pensando que era algo para recordar: todavía hay gente que no “supera” que hay lesbianas, gays, bisexuales, transgeneristas e intersexuales.

Me encanta la diversidad y me encanta que también hubo un cartel que rezaba “tengo bien puestos los cojones; y los tacones también”. Es ahí cuando empiezo a escuchar:

Tú me hiciste sentir que no valía
y mis lágrimas cayeron a tus pies
me miraba en el espejo y no me hallaba
yo era sólo lo que tú querías ver

Y con todas las analogías, porque esta canción nos cae a todos, la Gloria Trevi de la carroza de Theatron empieza a gritar, y todos nosotros también:

Y me solté el cabello, me vestí de reina
me puse tacones, me pinté y era bella
y caminé hacia la puerta, te escuché gritarme
pero tus cadenas ya no pueden pararme
y miré la noche y ya no era oscura, era de lentejuelas

Luego de caminar unas cuantas cuadras más entre el mar de colores, me fascinó, en el sentido más literal de la palabra, un vendedor ambulante que vendía “sánduches lesbianos”. Me pregunto, cuáles eran sus ingredientes…

Es una lucha larga que apenas comienza. Con la película Milk, en la que Sean Penn se ganó el Oscar a mejor actor, pudimos conocer algo de la historia de esta batalla. Es una lucha en que Colombia, poco a poco, al menos en términos legales, va caminando bien.

Desde 2007, nuestro país reconoce derechos económicos y patrimoniales en parejas del mismo sexo, así como autoriza las afiliaciones a seguridad social de uniones homosexuales que coticen a sistemas de salud o pensiones.

La cosa no queda ahí: en enero de este año la Corte Constitucional decidió amparar, de manera integral, los derechos de las parejas gays. ¿Qué busca esto? Igualdad, dignidad humana y solidaridad. Cerca de 42 normas fueron revisadas y modificadas. Para leer más de esto, visiten este link.

Estos hechos hacen de Colombia un país “adelantado” en legislatura concerniente a la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) y nos pone a la par de países como España, Bélgica, Canadá, Noruega y Holanda.

Pero si nos salimos de las leyes, la cosa no es tan moderna. Aún hay personas que discriminan, hacen pasar un mal rato e, incluso, amenazan, maltratan y golpean, a la comunidad LGBT. No hay estadísticas al respecto, o yo no las encontré, pero hojeando noticias, escuchando historias y leyendo blogs me he dado cuenta que aún estamos lejos de una verdadera igualdad. Por eso hoy, como una persona que reconoce la diversidad, solo quiero decir: “Some people are gay. Get over it!” (Algunas personas son gays. ¡Supéralo!)

¿Por qué irse en contra de ellos? Si hay gente que no los acepta, no los comparte, no los soporta, ¿es la violencia la solución? No. Todavía me parece increíble que siga creciendo el número de líderes homosexuales asesinados, entre ellos, Álvaro Miguel Rivera Linares, uno de los fundadores del sector LGBT del Polo Democrático Alternativo que perdió la vida en Cali el pasado mes de marzo.

No concibo cómo hay adultos que son homofóbicos e inculcan intolerancia y violencia hacia los homosexuales. ¿No se dan cuenta que alguno de sus hijos puede ser gay y terminar siendo víctima de ese comportamiento?

Es por esto que me uní a esta marcha, porque así haya visto gente observando el desfile como el recorrido de un gran circo o freak-show, es la forma de ir creando consciencia de que todos somos diferentes.

Estas manifestaciones sirven: vi padres con sus hijos presenciando la caminata; vi una loca/gamina de la calle bailando música electrónica sin gesto de asco ni desconfianza frente a drag-queens que pasaban frente a sus ojos; vi albañiles aplaudiendo mientras los transgeneristas se tomaban fotos con los que quisieran; vi parejas heterosexuales acompañando a sus amigos homosexuales caminar por las calles y mostrar sin miedo lo que son.

Sé que la gente en contra de la comunidad LGBT se pregunta ¿por qué una marcha del orgullo gay? ¿De qué están orgullosos? ¿Acaso los heterosexuales hacemos marchas y decimos qué tan orgullosos nos sentimos? Claro que no, porque ser heterosexual es “normal” (y lo escribo entre comillas porque así como pongo en entredicho la palabra “antinatural”, dudo del concepto de “normal”) y no existe un solo país del mundo donde serlo sea un delito. Sin embargo, ser gay es, en muchos países, algo ilegal y castigado por la ley.

En África, en la mayoría de los países es considerado ilegal ser homosexual. Si se demuestra que una persona es gay, puede ir a la cárcel hasta por 14 años, como es el caso de Gambia. Puede ser peor, en Sudán, Nigeria y Mauritania puede sufrir pena de muerte. Hay cosas curiosas: en algunos lugares aceptan la homosexualidad femenina, como el caso de Zimbawe.

En Asia la situación es similar: pena de muerte en Arabia Saudita, Yemen, entre otros. Se repite el hecho que en algunas naciones es legal la homosexualidad femenina, como Singapur. Hay otros países con mejores normas.

En América Latina, Brasil y Colombia son los países con leyes más tolerantes: aceptan la unión libre, los gays pueden prestar el servicio militar y existen normas anti-discriminación.

Países de Europa aceptan las relaciones homosexuales y existen leyes que prohíben el rechazo a la comunidad LGBT. Sin embargo, muchos de ellos aún no admiten el matrimonio como tal.

Canadá, Noruega, Suecia, Holanda, España y Suráfrica son ejemplo en materia de igualdad en la comunidad LGBT: son reconocidos los matrimonios entre personas del mismo sexo (con todos los beneficios legales del caso); las parejas homosexuales pueden adoptar y existen leyes anti-discriminatorias.

En últimas, esta marcha es por la dignidad y no por el orgullo.

Año tras año este “parade” contará con más personas. Espero que ese crecimiento sea directamente proporcional al nivel de tolerancia y de aceptación que todos tengamos frente a la comunidad LGBT y, algún día, todos podamos ser iguales en términos reales, no sólo legales.

4 comentarios:

yiratatiana dijo…

Hola🙂
No sé si has visto un programa que se llama Veredicto (Canal Capital), siempre trabajan sobre una idea con un fiscal y una defensa, el público es el jurado y participa a través del teléfono o de la página web votando en favor o en contra de la idea y casi siempre que hay temas políticos, la “seguridad democrática” pierde. Pero hace unos meses abordaron el tema del matrimonio gay y oh! sorpresa! hubo como un 75% en contra de la comunidad gay. Es increíble pero este país es en su mayoría homofóbico.

Estoy completamente de acuerdo con lo que expones, para mí es difícil entender porque a la gente le importa a la gente lo que los demás hagan con su intimidad?

Yo creo que la religión tiene mucho que ver en esto, la religión y los conservadores que se aferran a tradiciones sin sentido y no aceptan que la sociedad en general está cambiando. Ellos cambian cuando la sociedad cambia, pero no ayudan a mejorar esta sociedad para que vivamos en verdadera armonía. No se necesita ser homosexual para valorar la diversidad y respetar a las demás personas, simplemente hay que respetar a los demás porque son eso, personas. Anótate un punto Laura😉 por eso es que me caes bien!

1 de julio de 2009 13:50 

yiratatiana dijo…

PS: Y para dejar sin piso a los que se agarran de lo “antinatural” este artículo

http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2009/06/090618_animales_gay_men.shtml

1 de julio de 2009 13:57 

Pepe Caracas dijo…

Que puedo decir… creo que ya hablamos en persona bastante del tema y pues bueno, marchamos juntos después de todo, jeje.

Me gusta el aporte de yiratatiana. Una de las cosas más discutidas y juzgadas es el deseo de parejas del mismo sexo de adoptar.
Yo pienso que partimos del hecho de que adoptar es una ELECCIÓN, por lo tanto estamos ante el DESEO de tener un hijo, de criar, de moldear una vida, de dar amor. EN CONTRASTE tenemos niños que crecen en matrimonios sin amor, donde los hijos (cada vez más en la juventud de ahora) nacen por puro descuido y donde incluso algunos niños crecen sabiendo que son un “error” de los papas, un aborto que no se alcanzo a hacer o un matrimonio obligado.

El hecho de tener dos papas o dos mamas puede ser difícil para un tema difícil de afrontar para un niño durante su crecimiento. Aquí es importante aclarar que una pareja homosexual sabe muy bien lo que es la discriminación, el rechazo, el ser señalados, y la dureza de la sociedad y pienso que tienen una mayor capacidad para enseñar a sus hijos en esos temas y enseñar principios básicos como la tolerancia. Un padre o madre homosexual NUNCA va a querer que su hijo tenga que pasar por el dolor y sufrimiento que para muchos de ellos significo (y significa) ser gay y procura siempre lo mejor para sus hijos. Además recordemos que tener un papa gay o mama lesbiana no va a volver al niño. Porque la gente no se CONVIERTE o ELIJE ser gay, así que adiós con pensamientos retrógrados. EN CONTRASTE tenemos hijos frutos de matrimonio que se han mantenido “por los hijos”, donde vivencia hasta el odio, en muchos casos, entre los padres. Sera que es más difícil entender y/o explicar para un niño el hecho de tener 2 papas/mamas o el hecho de q su mama tiene un ojo negro y perdió un diente del golpe que le dio su papa? O será más fácil entender que su mama tiene SIDA porque su papa se lo contagio después de haber estado con prostitutas (o prostitutos)?

A mí no me vengan a echar cuentos… No es cuestión ahora de decir que las personas homosexuales son o serán mejores padres. Algunos si, algunos no, como TODOS, porque asi es la vida y el tema aqui es la IGUALDAD. Pero lo que no se puede decir que es una “aberración” o un error que una pareja del mismo sexo tengan hijos porque si de esos hablamos creo que todos somos testigos de los terribles padres que hemos visto en nuestra vida, y en casos más tristes, en nuestras propias casas… y todos estos han sido parejas heterosexuales.

1 de julio de 2009 15:16 

Trasnochos dijo…

Anda! Hasta hoy, dos años después, leo estos comentarios. Jose, todo lo que escribiste lo hemos hablado más de una vez, ya sea entre nosotros o con otros… estamos más de acuerdo y no soy lesbiana.

Yira, qué bueno que te haya gustado la entrada. De verdad es muy satisfactorio para mí que gente heterosexual entienda, comprenda y comparta este tipo de pensamientos.

Prefiero papás/mamás gays, a padres o madres que me hagan daño o se hagan daño entre ellos mismos.

Un abrazo a los dos!

28 de febrero de 2011 08:48 

¿Qué opinas? Dale, exprésalo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s