Ley anti aborto y otras cosas humorísticas

Publicado: 12 octubre 2011 en Letras
Etiquetas:, , , , , ,

Ya lo he dicho antes (20 – De abortos, embarazos y otras cosas de mujeres): nosotras debemos decidir sobre nuestro cuerpo. Lamentablemente, no solo en el diario vivir esto no se cumple, sino que el Gobierno trata de impedirlo con acciones tan absurdas como la ley anti aborto, incluso en casos tan dolorosos (para madre, hijo y familia) como una malformación o una violación. Menos mal se hundió el proyecto de reforma constitucional que pretendía prohibirlo en todos los casos… vamos a ver cuánto dura esta decisión, pues ya están viendo cómo la llevan a referendo.

Y hablando de cosas absurdas, de 18 personas que podían votar a favor o en contra de la ley, SOLO 1 ERA MUJER. Y sí, lo pongo en mayúsculas a sabiendas que se usan cuando estamos gritando.

A mí se me vienen pensamientos a la cabeza, como, por ejemplo, ¡qué fácil es juzgar a quienes han sufrido lo que tú no has vivido! Más allá de eso: si el aborto fuera legal, la mujer no correría peligro, pero prefieren estar hablando de la “vida” del que podría ser y no de la vida de quien ya es.

Quiero aclarar algo, yo no estoy de acuerdo con que el aborto sea un método anticonceptivo; tampoco que sea tratado como en Canadá, donde te demoras más en el odontólogo sacándote una muela que en el ginecólogo haciéndote un legrado, pues para eso está el condón, las pastillas anticonceptivas, las inyecciones, etc.

Aunque no es un tema humorístico ni gracioso, encontré esto que escribió un amigo mío sobre el asunto y me parece una manera interesante de verlo.

ADVERTENCIA: Si está incómodo con este tema o está COMPLETAMENTE en contra del aborto, ABSTÉNGASE de leer lo que viene a continuación.

TEORÍA DEL ESPERMATOCIDIO, “El aborto antes del aborto” 
por Mauricio González A.


Hice un corto, superficial y poco exhaustivo análisis con respecto a la controvertida y ahora hundida Ley de Prohibición del Aborto en Colombia y llegué a la siguiente conclusión:

Se dice que ya hay vida cuando uno de los 300 millones de espermatozoides que divagan en el vientre femenino fecunda un óvulo. Me atrevo a plantear que eso es, en parte, falso: para mí, hay vida antes de que fecunde el espermatozoide.

¿No hay vida ya en los espermatozoides, desde que tiene libre movimiento en el epidídimo masculino? ¿O cómo es que adquieren movilidad los espermatozoides para viajar a través de los conductos seminíferos a buscar óvulos en territorios desconocidos? ¿Alquimia Mágica Intragenital?

Para mí, ya hay vida.

¿Se han puesto a pensar que los espermatozoides que nunca fecundaron un óvulo mueren después de que, antidemocráticamente, solo uno de ellos llegara a fecundar el óvulo? ¿Y de quién es la culpa? ¿Quién los mató, la mujer o el hombre? ¿Fue homicidio accidental culposo? 

Podría decirse que la culpa es del hombre; pero no del que eyaculó, sino de aquel que de forma egoísta fecundó el óvulo femenino. De ser así, deberían arrestar y juzgar a todo aquel que nazca, pues es el principal testigo y sospechoso de tan fatal Espermatocidio.

Si hacemos un pequeño cálculo, con tan solo 4 eyaculadas, un hombre podría poblar todo el territorio de China. Básicamente eso lo convertiría a uno, por la cantidad de muertes, en alguien equivalente a 43 Hitlers.

Pero no, yo digo que la culpa sí es del hombre, del que eyaculó, pues en su vientre, bajo su protección y cuidado, reposaban plácidamente cerca de 300 millones de seres vivos, y dejó al azar del destino su suerte y, por ende, el final de su vida.

Aquí finaliza mi teoría.

Entonces, yo les propongo a los congresistas de la República de Colombia, creadores de la Ley Anti Aborto, que si van a sacar leyes ridículas, entonces, tengan en cuenta mi “Teoría del Espermatocidio” y, siendo consecuentes con lo anterior, tendrían que sacar una Ley Anti-Eyaculación.

Pero como eso en nuestra sociedad machista no funcionaría, sugiero a los señores congresistas que, por iniciativa y para evitar el aborto antes del aborto, dejen de tener sexo o cualquier cochinada que practiquen que atente contra alrededor de 300 millones de seres vivos y, de paso, así evitar su trágica multiplicación, pues hay mujeres (y hombres) en este mundo que no quieren que ustedes se reproduzcan.

¿Qué opinas? Dale, exprésalo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s