Creative commons


Si a alguno se le antoja tomar para su publicación (paga o gratuita), algo de lo que ve aquí (total o parcial), adelante, pero ponga mi crédito. No es tan difícil, ¿cierto? Es poner algo como “tomado del blog TRASNOCHOS (www.duperret.net), de Laura Duperret”.

De verdad creo que en las universidades deberían enseñar sobre el verdadero plagio, sus consecuencias y las razones para no hacerlo. Eso no me toca a mí. Pero les puedo decir que conozco dos casos: el de un periodista en un diario nacional reconocido que fue “renunciado” cuando se dieron cuenta que había hecho plagio en un artículo; y el de un par de estudiantes de una universidad barranquillera que fueron expulsados por el mismo asunto en un trabajo parcial.

En épocas cibernéticas, de periodismo digital, blogs y otras cosas que no conozco, ponerse a pelear por los derechos de autor cuando uno es un remedo de escritor, es una batalla perdida. De hecho, con toda la humildad del mundo, debo decir que me encanta escribir y, cuando uno escribe algo que no es un diario que guardamos en una bolsa Ziploc en el tanque del inodoro, pues debo admitir que me gusta que me lean. Por ende, me va a fascinar que me citen. Hasta importante me sentiré.

Un par de ejemplos que salieron cuando publicaron la captura de los asesinos de mi papá (son fragmentos; para ver la noticia completa, vean el link):

La relación de Germán Duperret con su novia se volvió un tormento, por William Colina Paez en El Heraldo.
En su blog ‘Trasnochos’ (www.duperret.net), Laura Duperret dice en un artículo titulado ‘No soy de apellido Samper ni Uribe, pero parece que en mi caso habrá justicia’, que “noticias como la de la captura de esta gente devuelve la confianza a los colombianos por la justicia de nuestro país”.

Capturan a mujer que habría mandado a matar a su pareja, por Alberto Mario Suárez en El Tiempo.
En el blog Trasnochos, https://duperret.wordpress.com una hija del empresario, Laura Duperret, aclaró que contrario a lo que mencionaron en un principio medios locales, Martínez no era la esposa de su padre.
También señaló en su último artículo que “aunque mi papá no era el alcalde de Cartagena, era un man reconocido y, con humildad (y orgullo) creo que puedo decir que a un buen porcentaje de La Heroica y Barranquilla le interesa saber qué pasó con él. Las personas del común, como yo, que no tienen un gran apellido, podrán sentir un alivio, una esperanza, incluso hasta un ‘fresquito’ de saber que, aunque Duperret no era de la élite, se hizo justicia, o se empieza el camino hacia ella. Noticias como la captura de esta gente devuelve la confianza a los colombianos por la justicia de nuestro país”.

¿Qué opinas? Dale, exprésalo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s