Etiquetado: entretenimiento

Pues nada, el fútbol en mi país sí se baila.

Hay veces que simplemente, no se puede. O sea, no pude verme el partido. Así como hay veces que sí se puede. Se pueden meter 7 goles en 2 fechas y ganar ambos partidos. (EFE)

Quiero informarles, así no les importe, que no me vi el partido de mi colorida selección contra Chile por fuerza mayor, y por eso no me expresé con la verborrea que me caracteriza cuando juega Colombia, así gane o pierda.

No me expresé ni por FB, ni por Twitter, y de verdad estaba tan ocupada que ni veía los tuits del Gol Caracol.

Al desocuparme lo primero que hice fue preguntar por Viber a un “extraño conocido” que me puso al día de todo y fui feliz. Feliz porque zamparon 3 goles, uno James, otro Falcao y el último Teo. Mejor dicho, ni siquiera tenemos uno que meta goles, ¡sino 3!

 

¡Lindos, carajo! (El Colombiano)

Mi mamá me llamó y me contó aún más, que estando cero a cero expulsaron a un chileno porque medio le tocó la cara a Perea y este, mejor dicho, casi se gana un Oscar con su actuación. Es decir, estamos aprendiendo fútbol argentino gracias a nuestro técnico: no solo atacamos sin miedo, sino que nos exaltamos en las “performances”. Valga recordar que yo le doy a Argentina.

Lo que más alegría me dio es que Chile metió el primer gol y a pesar de eso mi linda Selección no solo empató, sino que remontó. Eso, creo yo, también viene de José Pékerman.

La semana pasada sí me vi ese delicioso 4-0 contra Uruguay. Me lo vi sin compañía física, en mi cuarto, por internet, pero no me lo vi sola: lo gocé gritando, madreando y llorando con mi Negra @Ferunand_a por Whatsapp.

Porque en mi país el fútbol sí se baila. (El Heraldo)

 

Fue tanta mi emoción que puse en FB:
PORQUE EL FÚTBOL EN NUESTRO PAÍS SE BAILA, ¡PERO EN BARRANQUILLA, NOJODA!
Si hoy me preguntan de dónde soy,
diré que de Barranquilla… ¿así o más oportunista? jajajaja

Pero quiero decirles que de nuevo soy cartagenera porque la Selección gana en Barranquilla y donde sea.

¿Qué era lo que decía el uruguayo ese coño de su triple p#/& madre sobre el narcofútbol?

¿Cuál fue el súper marcador de los charrúas hoy?

Ya, caí en en verborrea tardía… ahora sí me jodí.

Postdata 1: Yo me gozo cuando ganamos así “nos falte equipo”, “seguro no vamos al Mundial”, “no se debe ensillar el caballo antes de comprarlo”, entre otros comentarios de los “hinchas”. Ese cuento de ilusionarme o no, pues no me importa. Me veo el partido y lloro de alegría y de rabia. Si vamos al Mundial, pues lo máximo, qué más quisiera yo… si no vamos, disfruto estas victorias, porque la gente que vive el fútbol, que lo sufre, es así: sentimos el juego de nuestro equipo en eliminatorias, en Copa América, en lo que sea… Bueno, yo no me lo gozo taaaanto con los amistosos.

Postdata 2: Bogotá, por favor, no pidas ser la casa de la Selección.

Posdata 3: soy cartaquillera.

Shakira, Ublime y las ganas naturales de burlarse del otro

 

“Shakira” en Google te arroja 199 millones de resultados.
“Shakira himno”, 818 mil.
“Shakira ublime”, 5 millones 980 mil.

¿Qué piensan de eso? Yo pienso que nos gusta burlarnos. ¿Qué tiene de malo? Eche, la pelá estaba nerviosa. ¿O se le olvidó el Himno? La verdad, yo me burlé y tuitié que “Puede cantar como chiva, burra o loba, pero no se le puede olvidar el Himno Nacional”. No me refiero a todo el Himno que, en efecto, como los que han salido a “defenderla” (lo pongo entre paréntesis porque les aseguro que ella le importa cinco que la defiendan; de hecho, debe estar cagada de la risa con todo el asunto), quizás unos 100 colombianos se saben en su totalidad. ¡Coño, pero es que es la estrofa que cantábamos, al menos, un par de veces al mes en el colegio!… o la que entonan cada vez que nuestros humanitarios presidentes hablan por televisión, o cuando mi hermosa Colombia juega fútbol.

A la mayoría de los humanos nos gusta burlarnos porque a todos nos gusta reír. ¿O es que acaso nunca te has burlado hasta de tu madre cuando dice “Concel”, “fotoscopia”, “Ifecs” y cosas por el estilo? Eso no quiere decir que se te olvidó que ella te crió, te cuidó cuando tenías fiebre, o que ella es el ser más bello en tu vida (o el segundo si ya tienes hijos).

Digo esto porque la gente… no, corrijo, los costeños, han salido a defenderla a la vez que atacan a los que nos burlamos y me atrevería a asegurar que, en su gran mayoría, se han burlado de otras personas, hasta de su propia madre. Sobre todo nosotros los costeños que si hay algo que nos caracteriza es que somos burlones, mamadores de gallo, montadores e intensos.

¡Y soy costeña! ¡Orgullosamente costeña, burlona y montadora!

Y así como no olvido que mi mamá es la única que me va a querer así sea puta, drogadicta, egoísta o ratera mientras me le río en su cara cuando dice “Wásinton” (ay, ma, yo sé que no dices así pero sería lo máximo corregirte), tampoco se me olvida que Shakira ha hecho mucho por los niños de Colombia, y su maravilloso discurso sobre la educación temprana para evitar la violencia, porque, de hecho, yo pienso exactamente lo mismo. Aunque pienso que comer es más importante porque quién carajos va a estudiar y a aprender con filo.

Aquí podría extenderme escribiendo sobre los verdaderos fines de muchas fundaciones, pero bueno, eso es harina de otro costal…

En fin, yo solo me hago unas preguntitas, como siempre, pues las cosas no son blancas ni negras, son grisesitas.

¿Quién ha dicho que burlarse del hecho que dijo “el surco de Dolores” o “la libertad de Ublime” le va a bajar la autoestima? Les aseguro que con lo barranquillera, talentosa y exitosa que es, más preocupada habrá estado cuando los paparazzis la pillaron saliendo de un curso de pole dancing.

¿Cuántos de los que la “defienden” no han terminado insultando a los que nos burlamos? Porque la mayoría no sabe defender sino ofendiendo al que piensa diferente.

¿Cuántos de los que la “defienden” son costeños? Joda, por lo menos en mi Twitter y en mi Timeline son como el 90%.

¿Cuántos de los que la “defienden”, que son costeños, hubieran reaccionado así de apasionados si el que la hubiera cagado fuese  cachaco? Por ejemplo, digamos que el autor de la “libertad de Ublime” es Andrés Cepeda. De “cachaco marica” no lo bajaban.  Bueno, ustedes saben cómo es el regionalismo.

¿Cuántos de los que la “defienden” no se burlaron hasta el cansancio cuando el man del tapabocas de CityTV no se lo puso bien? Ahhhh, ahí sí estuvo bien lo viral, cierto; ahí si no hubo problema de que nos burláramos como dos meses del asunto; ahí sí las cadenas no eran jartas… ¿Se acuerdan de doña Gloria?

¿Y tú qué piensas? ¿De verdad no te dio ni un poquito de risa la “libertad de Ublime”? ¿No crees que tanto los que nos burlamos como los que la defienden estamos exagerando? ¿No crees que las cosas habrían sido distintas en épocas donde no existía Internet?

Y oh júbilo inmortal, carajo, güepajé, ay ombeeeeeeeee…

Para que nos sigamos burlando: