Etiquetado: sueños

Reflexiones antes de que comience el viaje

*El 16 de julio fue mi última entrada y había quedado en escribir sobre lo que la gente me había recomendado hacer y visitar en el viaje a España y Grecia… Obviamente, no lo hice. Así que aquí vamos de nuevo…
IMG-20161223-WA0000

Soy igualita a ellas…

 

Ellas son mis Lauras. Mis hermanitas de mamá y papá. Con Fernanda, “la negra”, viví en Bogotá seis años mientras ella estudiaba en la Javeriana. Con Cristina, “la chiqui”, me he conocido a través de los años en vacaciones, pues salí de la casa cuando ella apenas tenía tres años. Ellas y yo somos las Lauras de papá y con ellas empieza este paseo.

He estado tan ocupada en la oficina que ni tiempo he tenido de emocionarme porque me voy de vacaciones a España y Grecia. Ha sido el viaje más planeado de mi vida, más ahorrado de mi vida, más esperado de mi vida y no me he podido emocionar. Yo soy la que organiza el evento más grande que hace mi jefe en su localidad, el BBQ.

 

20170813_133403

Downsview Park el domingo pasado. El de la foto es mi jefe: Diputado para York Centre, Michael Levitt. De los pocos dipotados que habla y jode por lo que pasa en Venezuela. Estoy orgullosa del man.

 

Pasa el BBQ y me dije, “seguro apenas desmontes el BBQ ya te entra la ansiedad del viaje” y tampoco. Mi supervisora decidió dejar su puesto, y la contratación va a ser externa. O sea, me van a zampar a una supervisora que no conozco y muy problablemente más joven que yo. En tiempos de cambio hay crisis… y eso es lo que hay en mi oficina. Menos mal yo me adapto. Como le dije una vez a Sylliboy, mi jefe en OBM cuando me preguntó cuál era mi mayor fortaleza: “I am adaptable”. En mi muy lindo acento sofíavergaresco él entendió que yo era “adoptable”. Ha sido una montada que ha durado años.

Después del primer BBQ el año pasado me reestructuraron las funciones y el salario. O sea, se dieron cuenta que yo podía hacer más. Este año le pedí a mi jefe y a mi supervisora una evaluación. Me fue bien -obviamente-, y en vez de pedir más dinero pedí un viernes libre al mes. Me sorprendí de darme cuenta cómo han cambiado mis prioridades.

Hoy, como otros días durante el verano, decidí caminar hasta la casa después de dejar todo listo para que no me extrañen tanto en la oficina mientras estoy de vacaciones. Caminar hasta la casa me ayuda a desprenderme, a quitarme la coraza que debo ponerme para hacer lo que hago y no volverme alcohólica (¿o no volverme más alcohólica?) Me ayuda a dejar en el camino las malas sensaciones y llegar livianita a la casa lista para hablar con Marisol de cualquier cosa, menos de trabajo. Mientras caminaba, chateaba con mi mamá, la Laura mayor, la Laura más. Le decía que después de hacer online check-in por fin me emocioné… Iba caminando con una sonrisa en la cara, como con un gancho metido entre la jeta y los que me conocen saben que lo mío es la “resting bitch face”. Simplemente le dije: “Estoy feliz y quería compartirlo contigo”.

Pienso en verle las caras a esas dos de la foto y se me aguan los ojos. Así que sí, definitivamente ya me emocioné.

*PS 1: Nada que me llega la carta de Immigración Canadá invitándome a ceremonia… así que viajaré con pasaporte burgundi.

España y Grecia, here I come!

*En un mes llego a la primera ciudad de mis vacaciones: Barcelona. Luego: Ibiza, Atenas, Santorini, Folegandros y Milos. Si han estado en cualquiera de esas ciudades, compartan conmigo esos sitios (¡¡incluyendo restos y bares!!) a los que no puedo dejar de ir.

 

A mí no me gustan los pretzels, pero me entienden la idea.

El año pasado, cuando por fin dejé mis tarjetas de crédito en cero, decidí que organizaría el viaje de mis sueños: Grecia -la idea también es continuar con mi objetivo de ir cada año al menos a un sitio que no conozca-. En 2016 mis hermanitas se fueron a estudiar a España, entonces me dije que empezaría la travesía por España. Luego, emprendería el camino sola a Grecia… estaba súper emocionada porque sería la primera vez que viajaría sola por placer. La emoción no duró mucho:  a Fer se le antojó pegarse al plan. Ya entonces no tenía emoción, tenía una felicidad infinita.

En diciembre empecé a ver precios. Utilicé skyscanner.com para echarle ojo a los pasajes, y busqué en booking.com dónde quedarme. En febrero comencé a comprar los tiquetes aéreos y a hacer reservas. En abril tenía todo listo. Me pregunto si seré la única que tiene todo así de listo cuatro meses antes de viajar… cuando le cuento a la gente estas cosas me dicen que soy intensa hasta para irme de vacaciones y yo me río internamente: no conocen a mi hermana mayor, Silvana. Esa me pone a madrugar cuando estamos de vacaciones así nos hayamos acostado a las 3 de la mañana después de hacer zumba… borrachas.

En fin, esta entrada es para pedirles sugerencias de sitios a los que debo ir en las ciudades que vistaré. Veo mi FB e Instagram y, volviendo al meme, me pregunto cómo tengo tantos contactos echándose cule viajes la verga (de hecho, también se reciben sugerencias de cómo pagar esas vacaciones… o si simplemente se le mete todo a la tarjeta de crédito).

Sin embargo, a mí me gusta compartir también, entonces, tengo pensado escribir este mes sobre los sitios a los que tenemos pensado ir… Espero tener la disciplina para lograr escribir de cierta manera constante este mes.

Mi primera parada es Barcelona, del 17 al 20 de agosto. Hasta el momento Fer está encargada de ese itinerario y mencionó:
Montjuïc
La Sagrada Familia
Park Güell
El barrio gótico

También vamos a ir a la casa Museo de Dalí en Portlligat porque me muero por ir.

Ibamos a ir a Madrid, pero como somos medio intelectuales, no completamente, decidimos que íbamos a ir a Ibiza mejor, donde no solo hay playas, sino calas. Parece que Fer tiene ahí todo bajo control porque una amiga de ella “pasa yendo” (no, pues, sencillita ella)… Ya alquilamos el carro. Ideas de restaurantes frente al mar se les agradece con amor… no tan caros, por fa.

Díganme si esa pelá’ no escribe lindo, carajo!

Luego vamos a Atenas, y de ahí empieza el island hoping: dos noches en Santorini, dos en Folegandros y cuatro en Milos. El itinerario es así porque Diana Malagana así lo recomendó. Ya tengo ideas de qué hacer en Atenas gracias a una griega que es un amor; y Marlon ya me dio los tips para Santorini. En próximas entradas escribiré sobre lo que me recomendaron.

**PS 1: Desde que tengo las tarjetas de crédito en cero a mi me da ansiedad usarlas y que a final de mes no pueda pagarles el saldo. Pero Fer me dijo: “Ay, para eso son las tarjetas de crédito, para cumplirle los sueños a la clase media”.

***PS 2: Nada que me llega la carta de Immigración Canadá invitándome a ceremonia…